الأرجنتين

الجمعية السورية الثقافية

Rivadavia 5581- C.A.B.A.- culturalsiria@gmail.com


: -
  
  
  

Nacimiento y niñez (1883-1895)
Gibran Khalil Gibran nació el 6 de enero de 1883 en Bsharri, un área montañosa al norte de Monte Líbano.

Monte Líbano era una provincia turca, parte de Siria Mayor (Siria, Líbano y Palestina) y subyugada bajo dominio de los otomanos, quienes dieron a Monte Líbano un gobierno autónomo. El pueblo de Monte Líbano había luchado durante varios años para independizarse de los turcos, una causa que Gibran adoptó y de la cual se volvió un miembro activo. La de Monte Líbano era una región problemática debido a las interferencias extranjeras que fomentaron el odio religioso entre los cristianos, especialmente de la secta maronita, y las poblaciones musulmanas, principalmente de la secta druza. Más tarde en su vida, Gibran iba a buscar unir a las varias sectas religiosas en un intento por abolir el esnobismo religioso, las persecuciones y las atrocidades que presenció en su momento. La secta maronita, formada durante el cisma en la iglesia bizantina en el 5 siglo D.C., se compuso de un grupo de cristianos sirios que se unió al monje San Marón para liderar su propio pensamiento sectario.

Su madre Kamila Rahmeh tenía treinta años cuando engendró a Gibran con su tercer marido Khalil Gibran, quien demostró ser un marido irresponsable que llevó a la familia a la pobreza. Gibran tenía un medio hermano seis años mayor que él llamado Pedro y dos hermanas más jóvenes, Mariana y Sultana, a quienes estuvo profundamente ligado a lo largo de toda su vida, junto con su madre. La familia de Kamila venía de una importante tradición religiosa, que imbuyó a la madre inculta de una fuerte voluntad que la ayudó a llevar adelante a su familia sola en los Estados Unidos.

Creciendo en la hermosa zona de Bsharri, Gibran demostró ser un niño solitario y pensativo que saboreaba el entorno natural que lo rodeaba de cascadas, precipicios escabrosos y verdes cedros, belleza que surgió como una influencia dramática y simbólica en sus dibujos y escrituras. Abrumado por la pobreza, Gibran no recibió educación o aprendizaje formal, el cual se limitaba a las visitas regulares de un sacerdote del pueblo que lo adoctrinó con lo esencial de la religión y la Biblia, así como en las lengua siria y árabe. Reconociendo la naturaleza inquisitiva y alerta de Gibran, el sacerdote empezó enseñándole los rudimentos del alfabeto y del idioma, abriendo a Gibran el mundo de la historia, la ciencia y el lenguaje. A la edad de diez, Gibran se cayó de un precipicio hiriéndose su hombro izquierdo, que permanecería débil desde entonces por el resto de su vida. Para recolocarle el hombro, su familia lo ató a una cruz y lo envolvió durante cuarenta días, una casualidad simbólica recordatoria de los vagabundeos de Cristo por el desierto y que permanecería grabada en la memoria de Gibran.

Escuchanos por AM990


Video Destacado

Desarrollo web