الأرجنتين

الجمعية السورية الثقافية

Rivadavia 5581- C.A.B.A.- culturalsiria@gmail.com


: -
  
  
  

 

4- Unidad árabe

 El cuarto punto es la unidad árabe. La idea de la unidad árabe fue preciosa para Sa’adeh. Pero fue ampliamente malentendido o malrepresentado. Sa’adeh no estaba contra la unidad árabe sino contra aquellos que la pensaban en grandes términos nacionales. “La idea de una nación árabe”, escribió Cecil Hourani, “...se ha ...vuelto un mito en el cual muchos árabes aún creen, pero que no tiene relación con su vida actual ni con su visión del futuro.” La especialista en nacionalismo Louise Snyder fue aún más afirmativa: “El pan-arabismo, como otros micro-nacionalismos, estaba destinado a permanecer como un mito no implementado.” Sa’adeh dijo básicamente lo mismo hace casi cincuenta años, pero nunca recibió el reconocimiento por ello.

Sa’adeh concibió al Mundo Arabe como uno de diferentes sociedades y ambientes cuyas necesidades, aspiraciones y visiones sobre la vida varían de una región a otra. Por lo tanto, es un grupo de naciones, no una única nación. Pero dado que esas naciones comparten una cultura árabe común, deberían reunirse para formar un “frente árabe”, distinto de una “nación árabe”. De acuerdo con Sa’adeh, debería haber al menos cuatro entidades en el Mundo Arabe las cuales son:

  • La Medialuna Fertil;
  • La Península Arabe;
  • El Valle del nilo y
  • Africa del Norte

Los desarrollos actuales en el Mundo árabe confirman lo que Sa'adeh había dicho desde el principio. El empuje básico, como Sa'adeh había predicho, es hacia las uniones territoriales dentro del Mundo árabe en lugar de hacia una sola nación-estado árabe. La Unión del Maghreb árabe, el Consejo de Cooperación para los Estados árabes del Golfo, el Consejo Económico del Valle de Nilo, son tres ejemplos de esto. El Mundo árabe ha comprendido que el camino a la unidad árabe no es nacional sino regional y que el acercamiento más práctico es el que Sa'adeh propuso hace muchos años, aunque nadie esté todavía listo para reconocer la exactitud de su análisis públicamente.

Puedo darle muchos ejemplos de la capacidad de pronóstico de Sa'adeh, pero no tenemos tiempo hoy. Permítame concluir diciendo que Sa'adeh, era un modelo de inteligencia, de persistencia, de valor, de delicadeza, de honor, de profundidad de argumento, de decencia, de bondad, y mucho más. Perteneció a un grupo tristemente vaciado de pensadores que siguen la verdad, sin tener en cuenta las consecuencias. Al contrario que sus contemporáneos, Sa'adeh nunca buscó agradar a cualquiera. Él nunca osciló con la opinión pública, de esta o esa manera. Escribió desde el corazón con el poder de la convicción y de los hechos. Su filosofía política ha resistido la prueba del tiempo y el cambio constante. Ha sobrevivido todas las clases de persecución para erradicarlo de la imaginación pública. En 1949, el gobierno Libanés ejecutó a Sa'adeh brutalmente con la esperanza de que su muerte también sería el fin de su filosofía política; sólo tuvo éxito en matarlo. ¡Quizás Sa'adeh tenía razón cuando dijo que su visión estaba destinada a las generaciones futuras de Siria más que a sus contemporáneos!

Compartir

Escuchanos por AM990


Video Destacado

Desarrollo web