الأرجنتين

الجمعية السورية الثقافية

Rivadavia 5581- C.A.B.A.- culturalsiria@gmail.com


: -
  
  
  

 

3- Sionismo: el tercer ejemplo es el sionismo. 

La capacidad predictiva que Sa’adeh desplegó frente al tema del sionismo es notable, por decir poco. Su entendimiento veloz y sin embargo de largo alcance sobre el peligro representado por el sionismo ha sido descrito como (y cito) “muy inusual... Alguuien pensó que el peligro sólo se cernía sobre Palestina. Antun Sa’adeh, sin embargo, hizo la advertencia de que este peligro no estaba confinado sólo a una porción de Siria sino que podría afectar al país entero. Aquí es donde podemos ver cuán creativa fue la proyecció de Sa’adeh, porque en efecto la pérdida de Palestina fue la primera de nuestras pérdidas.”

Ya en 1925 Sa'adeh previo el peligro potencial del Sionismo y advirtió contra cualquier subestimación de su fuerza. “A pesar de que este movimiento todavía no está girando sobre su eje natural, ha sido capaz de hacer progresos significativos. Si ningún otro movimiento sistemático es organizado contra él, eventualmentetendrá éxito.” ¿Cuán cierta es esta proyecció hoy en día? En los últimos setenta y cinco años, este es desde el momento en que Sa’adeh hizo su predicción, el movimiento sionista ha logrado un éxito tras otro principalmente porque no ha enfrentado a un contra-movimiento sistemático. Sa’adeh también tuvo razón en advertir a su pueblo sobre la necesidad de estar alerta. Los eventos de los últimos cincuenta años claramente muestran que el sionismo es cruel e ingobernable.

Hace tiempo, Sa'adeh argumentó contra la caracterización del sionismo como un movimiento nacional. Hoy en día, es el punto de vista normal en círculos literarios y intelectuales. Por ejemplo, Morris Jastrow Jr, que es un experto en nacionalismo, escribió recientemente:

Es un punto de vista superficial considerar al sionismo, como lo hacen la mayoría de los políticos sionistas, como parte del movimiento general de resurgimiento de las nacionalidades, lo cual es un hecho distintivo en la historia política del siglo diecinueve, que llevó a la resurrección de las nacionalidades balcánicas que incitaron la unión de Italia y encontraron otra expresión en la formación del Imperio alemán en 1871 y que se manifestó al final de la guerra en los esfuerzos de polacos, bohemios y maagyares por lograr una renovación de su independencia nacional. Estos movimientos no son ninguna analogía para con el sionismo.

Hace años Sa'adeh describió el Sionismo como un rasgo del imperialismo Occidental. Hoy, la literatura está repleta de evidencia de esto. También tuvo razón al decir que en la lucha no hay tal cosa como sionistas buenos y sionistas malos, sino un solo grupo determinado a hacer todo dentro de su poder para lograr sus super-sueños. Los sionistas discrepan a menudo entre ellos sobre las tácticas, pero no sobre sus objetivos.

Escuchanos por AM990


Video Destacado

Desarrollo web