الأرجنتين

الجمعية السورية الثقافية

Rivadavia 5581- C.A.B.A.- culturalsiria@gmail.com


: -
  
  
  

A las 3.20 am del 8 de julio de 1949, Sa’adeh fue ejecutado por las autoridades libanesas luego de ser juzgado sumariamente.

Dos días antes de su ejecución había sido invitado a encontrarse con el Presidente de la República Siria, Husni al-Za’im, en su palacio. Aunque fue advertido sobre la deslealtad de al-Za’im y aconsejado para no ir al encuentro, Sa’adeh dejó de lado la cuestión de su seguridad personal y decidió hacer frente a su responsabilidad como líder de un movimiento nacional que buscaba la resurrección de la nación siria. Esperaba que aún podría despertar algún fervor nacional en al-Za’im. Tuvo la chance de escapar del martirio y dejar el país, pero rehusó actuar en contra de su enseñanza de que “la vida toda es una posición honorable”. Aunque dudaba de la conducta de al-Za’im, fué preparado para asumir “una posición honorable” y morir por su causa nacional.

Sa’adeh hizo su elección y fue al encuentro. Pero su anfitrión hizo un movimiento repugnante que viola la tradicional hospitalidad siria. En cuanto Sa'adeh llegó a su palacio, al-Za'im lo arrestó y lo entregó a las autoridades Libanesas.

En prisión, a pesar de la amenaza y de la realidad de su inminente muerte, Sa’adeh persistió en sus creencias y nunca negó ninguna de sus afirmaciones. Con tremendo coraje enfrentó estoicamente el martirio, el precio último que tuvo que pagar para probar su dedicación a la Causa. Unos pocos minutos antes de ser llevado a su ejecución, hizo una inolvidable declaración:

“No me interesa cómo muero sino por lo que muero. Todos morimos pero unos pocos tenemos el honor de morir por una creencia.”

Compartir

Desarrollo web